El desafío de la adaptación

Esmeralda es una mujer venezolana que llegó hace tres años a Chile en búsqueda de una mejor calidad de vida y nuevas oportunidades. Lleva más de cuarenta años casada con su esposo chileno. En conjunto, ellos desarrollaron toda una vida en Venezuela, dieron a luz a dos hijos y, posteriormente, llegaron a tener nietos.

La vida allá era feliz. Así recuerda su país natal Esmeralda. El cálido ambiente en donde todos convivían armónicamente en comunidad fue una de las cosas más nostalgia le trae.

Sin embargo, poco a poco las cosas empezaron a complicarse en Venezuela, la inestabilidad socio política cada vez se hacía sentir más fuerte, lo que impactaba de manera negativa en la calidad de vida de los ciudadanos, los servicios básicos eran cada vez menos accesibles, el costo de vida aumentaba, todo esto hacía más complejo el día a día en ese país.

A pesar de ello, ella, junto a su marido, tomaron una decisión importante que marcó un giro en sus vidas: emigrar a Chile. La pareja de Esmeralda es chileno, por lo que llegar a su nuevo destino iba a ser más fácil. No se iban a encontrar solos. Esto no significó que el viaje fuera sencillo. La familia, amigos, costumbres y cultura eran cosas que sabía, con seguridad, que iba a extrañar.

Ella, junto a su marido, tomaron una decisión importante que marcó un giro en sus vidas: emigrar a Chile. La pareja de Esmeralda es chileno, por lo que llegar a su nuevo destino iba a ser más fácil. No se iban a encontrar solos. Esto no significó que el viaje fuera sencillo. La familia, amigos, costumbres y cultura eran cosas que sabía, con seguridad, que iba a extrañar.

Pese a esto, Esmeralda estaba convencida que hacía lo mejor y que todo ese dolor que sentía en un principio era parte de un complejo, pero necesario, proceso de adaptación.

Los primeros meses en Chile no fueron simples. El sentimiento de nostalgia se hacía presente.  Sus hijos optaron por quedarse en Venezuela. Distanciarse de ellos fue complejo.

Pero, la adversidad no era sólo extrañar, sino que también laborar. A pesar de contar con tres títulos profesionales,- docencia en Educación Preescolar, docencia en Educación Básica y maestría en Gerencia-, ella no podía encontrar trabajo.

Un problema importante que tenía Esmeralda era convalidar esos títulos en Chile. Para hacerlo, hay que pagar una suma considerable de dinero, el cual es muy difícil de conseguir.

Tras un tiempo, ella vió una oportunidad de trabajar en un centro educativo para niños en la parroquia San Andrés. Gracias a esa oportunidad, pudo consolidarse en el país. La iglesia le abrió las puertas para que pudiera trabajar. Por lo mismo ella está muy agradecida de la oportunidad.

Pese a llevar tres años en el país, aún recuerda con mucha nostalgia las tierras venezolanas. Fue en ese lugar donde vivió toda su vida y se encuentran gran parte de sus familiares y amigos.

Pero Esmeralda decidió atreverse a hacer un giro y venir a Chile. Pese a todas las adversidades que implica viajar a otro país en búsqueda de una mejor calidad de vida para ella y su familia.Un problema importante que tenía Esmeralda era convalidar esos títulos en Chile. Para hacerlo, hay que pagar una suma considerable de dinero, el cual es muy difícil de conseguir.

Tras un tiempo, ella vió una oportunidad de trabajar en un centro educativo para niños en la parroquia San Andrés. Gracias a esa oportunidad, pudo consolidarse en el país. La iglesia le abrió las puertas para que pudiera trabajar. Por lo mismo ella está muy agradecida de la oportunidad.

Pese a llevar tres años en el país, aún recuerda con mucha nostalgia las tierras venezolanas. Fue en ese lugar donde vivió toda su vida y se encuentran gran parte de sus familiares y amigos.

Pero Esmeralda decidió atreverse a hacer un giro y venir a Chile. Pese a todas las adversidades que implica viajar a otro país en búsqueda de una mejor calidad de vida para ella y su familia.

Pese a llevar tres años en el país, aún recuerda con mucha nostalgia las tierras venezolanas. Fue en ese lugar donde vivió toda su vida y se encuentran gran parte de sus familiares y amigos.

Pero Esmeralda decidió atreverse a hacer un giro y venir a Chile. Pese a todas las adversidades que implica viajar a otro país en búsqueda de una mejor calidad de vida para ella y su familia.

Por Camilo Inssen y Nicolás Julio

Fuente: https://lazosdesangre.cl/el-desafio-de-la-adaptacion/

Gran celebración Domingo de ramos

Gran celebración Domingo de ramos

Este Domingo 10 de abril, se celebró la vista de Domingo de Ramos con las participación de muchos parroquianos. Se hizo una procesión por las calles circundantes de nuestra parroquia en la que participaron nuestros acólitos y un gran número de personas.

Nueva tierra, nuevo camino.

Nueva tierra, nuevo camino.

Rafael y Ana Lusia son un matrimonio que pasaron toda su vida en Maracaibo, Venezuela. Sin embargo, en 2016, los caminos empezaron a desviarse y crear nuevos rumbos cuando uno de sus dos hijos decidió mudarse a Chile en búsqueda de mejores oportunidades. Este fue un...